Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Los primeros antecedentes de la organización de una estructura de comunicaciones se registran a fines del siglo XIX. En esa época ya se visualizaba la importancia que tendrían las comunicaciones en los ejércitos y por ello, el entonces Jefe del Estado Mayor General del Ejército Grl D LORENZO VINTER, propuso al Ministro de Guerra y Marina, que se creara Dirección de Tropas y Servicios de Comunicaciones. Tal creación tuvo lugar en el año 1922.

Sucesivas reorganizaciones y cambios de denominación ocurrieron a partir de entonces hasta nuestros días, en los cuales la principal dependencia responsable de las comunicaciones del Ejército se denomina Comando de Comunicaciones e Informática.

En el año 1895 se crea la División Técnica con la misión de dirigir al personal de Transporte Militar y al Servicio de Palomas Mensajeras. Dos años después, en 1897 el Servicio de Palomas Mensajeras toma la denominación de Inspección General de Palomares Militares.

En el año 1922 se crea la Dirección de Tropas y Servicios de Comunicaciones. Entre sus principales acciones, esta Dirección fundó la Federación Colombófila Argentina en el año 1926 y en 1929 autoriza la fabricación nacional de radio estaciones, con el propósito de satisfacer las necesidades de la red Militar Fija.

La Dirección de Tropas y Servicios de Comunicaciones cambia su denominación en el año 1928 por la de Dirección General de Comunicaciones, dependencia que por fusión con la Dirección General de Arsenales de Guerra, formó en el año 1936, la División General de Material del Ejército.

La orientación eminentemente logística que se había alcanzado generó la necesidad de volver a disponer de un elemento que facilitara la conducción de las comunicaciones desde el punto de vista técnico-operativo-funcional.

Es por ello que en 1942 se crea la Inspección de Radiotelegrafía que primero recibió la denominación de Inspección de Comunicaciones, en 1951 pasó a denominarse Comando de Comunicaciones, en 1956 Inspección de Comunicaciones y a mediados de 1960 cambia su denominación por la de Comando de Comunicaciones del Comando en Jefe del Ejército.

La búsqueda de la denominación que mejor permitiera identificar y asociarle la misión, funciones y capacidades que se requería el Ejército no se detuvo.

En el año 1966 pasó a denominarse Comando de Comunicaciones, en el año 1984 vuelve a denominarse Inspección de Comunicaciones y 1986, Dirección de Comunicaciones.
 
El período de cambios cíclicos de denominación continuó hasta 1991, oportunidad en la cual, con la organización en el Ejército de un elemento centralizado para inspeccionar a las diferentes áreas de interés, que consecuentemente absorbió las funciones de la Inspección de Comunicaciones, concluyó con la disolución de ésta última.

A partir de entonces y para continuar entendiendo en los aspectos técnicos-operativos y asesorar a la conducción superior del Ejército, se creó inicialmente una organización reducida con el cargo de Oficial de Comunicaciones del Ejército, que dependió directamente del Subjefe del Estado Mayor General del Ejército.
 
Los descubrimientos científicos realizados en la segunda parte del siglo XX, permitieron disponer sobre finales del siglo pasado, de novedosas tecnologías aplicadas fundamentalmente en las áreas de electrónica, comunicaciones e informática, cuyo auge generó nuevas posibilidades que el Ejército decidió incorporar progresivamente a su estructura, en apoyo al Comando y Control de la Fuerza.

Es así que el elemento Oficial de Comunicaciones del Ejército creció en su organización, acompañando la necesidad de planificar la incorporación de nuevos medios, organizando nuevos sistemas y administrando la evolución de las Comunicaciones del Ejército, hasta finales de 1993.

Por otra parte, entre los años 1971 y 1991, el Ejército tuvo organizado un elemento denominado Dirección de Sistemas de Cómputo Automático de Datos (DISCAD), para introducir, implementar, administrar y gestionar los primeros sistemas centralizados que computaban datos. Por la propia evolución hacia sistemas cada vez más automáticos y más veloces, así como el cambio de modalidad orientado a la descentralización y la introducción de aplicaciones informáticas cada vez más complejas que reemplazaron la simple introducción y el rudimentario proceso de los datos; en 1992 la DISCAD pasó a denominarse Dirección de Informática, nombre que mantuvo hasta finales de 1993.

El año 1994 constituyó el hito del comienzo de la etapa actual. Ambas organizaciones preexistentes, por un lado el Oficial de Comunicaciones del Ejército y por el otro la Dirección de Informática, fueron fusionadas en un elemento denominado Dirección de Sistemas de Comunicaciones e Informática, con la finalidad de administrar y gestionar en forma integrada a los sistemas y las facilidades de comunicaciones y de informática.

Progresivamente los sistemas independientes iniciales fueron fusionándose, absorbidos, desactivados, reemplazados y modernizados según el caso, hasta conformar en forma integrada el actual Sistema Único de Comunicaciones (SUCOM), dentro del cual diferentes subsistemas satisfacen las necesidades de procesamiento, transporte y gestión de información integrada, para brindar a los usuarios, apropiadas facilidades convergentes de voz y de datos.

Tal evolución tecnológica impuso la necesidad de ampliar las facultades de la Dirección como elemento responsable, razón por la cual en el año 2004 cambió su denominación por la de Comando de Comunicaciones e Informática, estructura que mantiene hasta el presente.

Sin solución de continuidad, durante la última década se materializaron diversos acciones, destacándose la disponibilidad de una red digital de integración de sistemas que permitió satisfacer necesidades en todo tiempo y lugar, tanto para actividades administrativas, operacionales y de protección civil.

Complementariamente y merced a las capacidades propias alcanzadas en ingeniería de integración, el Comando de Comunicaciones e Informática desarrolló diversos proyectos que permitieron modernizar el material de dotación.
Resolución de pantalla recomendada 1024 x 768